Banner

Cómprame un cuadro, tío!  

NO COMPRENDO

El siglo veinte estuvo lleno de pánicas llamaradas; guerras, genocidios, holocaustos, cenizas, fanatismos, confrontaciones universales y desmanes, más cercanos a la locura que no a unos países ya supuestamente evolucionados.

El mundo se llevó las manos a la cabeza cuando los Talibanes destruyeron algunas estatuas milenarias y fueron objeto de maldiciones y reproches de eruditos e historiadores, pero soslayaron que en la segunda guerra mundial, medio mundo quedó hecho un asco y en las más importantes ciudades todo su patrimonio bajo las garras del Destructor. Veinte millones de muertos en la primera guerra mundial, cuarenta en la segunda. El Holocausto se llevó veinte millones de almas, El estalinismo en Rusia aniquiló a cuarenta millones y en China, bajo el mandato de Mao ochenta millones. Por lo tanto, esta sociedad actual no puede ser compromisoria con los juicios, pues también está actualmente involucrada en masacres e insolidaridad hacia los que no tienen ni para comer, habiendo sido saqueados anteriormente por los que ahora los catalogan como terroristas.

Todo esa Gran Barbaridad no está muy lejos. Hace setenta y cinco años; los mismos que yo voy a cumplir el uno de Marzo, dos bombas atómicas cayeron sobre Japón y el Demonio fue en persona a destruir las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.   
Las bombas humanas que explotan en un mercado y hacen una matanza es un cosa escalofriante y todos nos consternamos ante ese extremo acto de terror. Pero también rechazamos que nos quieran hacer creer que un kamikace es un héroe.

España está en guerra, ¡claro qué lo está! Ya no se puede soslayar. Hemos sido saqueados, atropellados, exprimidos, arruinados y todos los adjetivos que se le puedan añadir a la indefensión de los que sufren desahucios, pobreza, suicidios, menoscabo de sus derechos, robo del patrimonio de los trabajadores, de la hucha de las pensiones, por un ejército de antiguos trapicheros, corruptos, caciques, clase alta, curia, banca, aristocracia y todos los serviles a su corte de enredos con la endémica postura de cara al sol con las manos sucias.

El moralismo o los juicios que sobreactúan buscando la parcialidad, no se corresponden con los vientos a favor que nos proporcionaría el entendimiento común. Constatar que el enemigo tiene muchas máscaras y por arte de un birlibirloque histórico, está muy tranquilo, sin devolver el desfalco de un País que, de ser como ha constatado seriamente un delegado especial de la ONU, está al borde de una confrontación social. 
Banner
Dom Lun Mar
comarcal.net. guía intercomarcal d’actualitat i comunicació. L Alcoia · El Comtat · La Vall d´Albaida · La Foia de Castalla
Copyright © 2008 comarcal.net. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
web design nandroid
youporn tube8.online redrube