Banner
Banner
Banner
Banner

Cómprame un cuadro, tío!  

EL GRAN CAÑAVERAL!

Me gustaría poner palabras de encomio para ratificar la espléndida sensación de vivir en este ecológico paisaje que nos da la oportunidad de seguir inspirándonos con su metabólica algarabía. El dramático y absurdo tiempo que los políticos se han encargado de ensuciar con sus mentiras, latrocinios, abusos y diezmos democráticos en contra, ha empañado lo natural, conveniente o necesario para que el transcurrir de la evolución sea correspondiente con una Europa, que ahora nos observa con sorpresa, al ver como la involución ha vuelto a usurpar la convivencia plural.

No es necesario enumerar las realidades retrogradas que han aparecido, dejando constancia de su desafuero frente a nosotros, que vemos como el nubarrón se empecina en transformarse en tormenta y todos sufriremos, no tan sólo por la prepotencia de personas, con la visión puesta en la claudicación social, queriendo perpetuar lo que es un menosprecio a los demás, apoyadas por carcas clanes que para nada les importan los sufrimientos, e intentan destruir la esperanza de un futuro mejor para todos.
Eso durará mucho tiempo. España, endeudada con tres billones de euros, sí, con b, no podrá seguir los pasos de una Europa contemporánea, pues sólo los réditos de tamaño peso lastrará nuestra evolución y, mientras los demás países seguirán ascendiendo en sus derechos ciudadanos, nosotros veremos como ¡ya! somos los últimos en la UE y el hazmerreír internacional.

Un político es un cualquiera, (no todos), ni siquiera se ha preparado para ejercer su trabajo, ni posee la altura intelectual necesaria si quiere alcanzar objetivos acordes con su tiempo. Son abogados, médicos, profesores... que por el mero hecho de apuntarse a un partido, medran, especulan con la mirada puesta en su posición sobre el tablero de una supuesta solidaridad hacía el pueblo, sin comprender los intereses de este, ni sus particularidades, (ejemplos hay demasiados). No han estudiado para ser ministros, alcaldes, concejales, no tienen más proyectos que ser duros con sus leyes y así desamortizar al personal. Sin embargo, con una pequeña papeleta en una urna consciente, los podemos despedir, a ser posible sin esas desvergonzadas jubilaciones que ofenden a todos los trabajadores. 

Este verano nos hemos reído mucho en Alcoy al ver a la policía asediando a las terrazas, los bares, los Pubs, esperando la oportunidad de entrar a saco para desalojar a los parroquianos que, en plena noche veraniega, son tratados como delincuentes, multándolos si algún rezagado se pasa de la hora. Ellos cumplen ordenes, pero la estabilidad lúdico–social se ha resquebrajado hasta el punto de lo risible. 

Banner
Banner
Mie Jue Vie
comarcal.net. guía intercomarcal d’actualitat i comunicació. L Alcoia · El Comtat · La Vall d´Albaida · La Foia de Castalla
Copyright © 2008 comarcal.net. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
web design nandroid