Banner
Banner
Banner
Banner

Cómprame un cuadro, tío!  

EL CONJURO LEVANTISCO

Antes de empezar con el ritual de unir palabras para definir conceptos, debo presentar respetos.
Admiración es mi sentimiento primario cuando quiero contrastar experiencias, relativas al lugar que ocupamos en este admirable Territorio Serpis, con la naturaleza saturando el estar y la convivencia, tanto social como lúdica. Los misterios que rodean las fuentes, el susurro de las cercanas montañas, el resplandor como una cúpula viridiana, calma la apetencia y extiende su iris sobre la superficie total de nuestro patrimonio, basado en una ecología que todos deberíamos respetar, la singularidad de sus costumbres, su idioma tan risueño y socarrón, con variantes no homologadas y alegres desplantes.

Quisiera traspasar la frontera de unas sucintas palabras en un artículo sin mucho espacio, para hacer comprender que nuestro Territorio, es verdaderamente un regalo, quizás aún escondido entre indolencias, equivocaciones, falta de respeto o incongruentes confrontaciones.

Describir los distintos pueblos o personas, ya lo he hecho en un libro llamado, “El Ente Curial”, un paseo por nuestra panorámica y me he inventado leyendas o cuentos; seguramente con el tiempo, serán respetadas como salidas de un artista que por diversas circunstancias, ama la tierra donde nació y ahora vive.
Una vez el telón se ha alzado sobre el bello paisaje, permítanme definir un rasgo que no comprendo mucho. De todos es sabido que Cocentaina tiene a favor un antiguo y poderoso imán para atraer a multitudes, cuando sus banderas llaman a reunión tribal. Pero sin embargo, a sus Fiestas de Moros y Cristianos, excesivamente influenciadas por la estética de Alcoy, todavía le faltan asesores para ajustar sus rituales al tiempo real.

Se han olvidado que las Fiestas son en pleno Agosto, 10-11-12-13. Los cueros, las corazas, los metales, abruman, los personajes se lo pasan fatal con tanto peso bajo el incruento sol, y quizás merme un tanto, no la pasión, si la elegancia del paseo entre alamedas. los trajes de liviana seda, los chapuzones en una balsa rodeada con palmeras y jazmines, los cuerpos dejándose entrever, celebrando los bailes y no las guerras, el pelo suelto, más todas las reverencias necesarias para homenajear el mundo mediterráneo.
El aherrojado caballero cargado de hierro es una caricatura de otros sitios, la ampulosa cristiana con su traje de terciopelo casi se desmaya por el calor, y yo me voy a seguir pintando, pues la noche es fresquita y se está muy bien en mi estudio, con un bañador al lado de una balsa de colores. ¡Felices vacaciones!
Banner
Banner
Jue Vie Sab
comarcal.net. guía intercomarcal d’actualitat i comunicació. L Alcoia · El Comtat · La Vall d´Albaida · La Foia de Castalla
Copyright © 2008 comarcal.net. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
web design nandroid