Banner
Banner
Banner
Banner

Cómprame un cuadro, tío!  

UN ESLABÓN

Si queremos sobrevivir a este descuido social al que estamos magnetizados, primero deberemos constatar la situación: enfrentados a un cúmulo de circunstancias, la verdad se ha apoderado del genérico y bajo la influencia del desperfecto los clamos se elevan como piruetas indignadas.
 Nosotros, ante la alevosía, estamos atados por toda clase de manipulaciones y una persona como yo, artista nato, con un historial, ahora casi innecesario, escribo, pinto y recito mis poemas con la precaria sensación de una indiferencia cultural que no me sorprende pero si me cansa su repetición.

La fisura entre Arte y sociedad es muy evidente y, a causa de ese menosprecio, el patrimonio tiende al recuerdo; a mitificar aquello que pasó y ahora solo es un pequeño matiz que algunos lo quieren elevar a postura contemporánea,
El atrás nunca ha formado parte de mi carácter, ni tiende sus redes sobre mi comportamiento, tampoco la obediencia a la mirada del espectador. El privilegio de un Artista es saber que la contienda entre percepción y realidad es necesaria para que la evolución continúe su trayectoria como estandarte contra la ignorancia o, al menos, intentar no sucumbir ante las extremas dificultades por las cuales el creativo se retrotrae hasta ese mundo llamado romanticismo. 

El Arte por el Arte es mi consigna para enfrentarme ante esta indefensión y, sin esa punta de constancia, no hubiera podido expandir tanta obra girando entre el Yo, su expresionismo abstracto y su referencia al comportamiento tanto social como artístico.
Si los ejemplos son simetrías para la conducta y tienen su metabolismo en la propia obra, es por la base cultural que posee el artista y que al parecer carecen otros, digamos profesionales.

Un pintor, por el mero hecho de saber manipular imágenes no es un artista, un músico por mucho que sepa de música no es necesariamente un artista. He conocido pintores que hacen virguerías con un pincel y ni siquiera llegan a percibir la sombra dorada del Arte.¿Dónde radica la distancia? No hay distancia, cada uno se entrega lo máximo y se manifiesta hasta donde su nivel conceptual le permite, después el tiempo, la historia o el presente lo ratifica, no sólo como un creativo, también la mística forma parte de esa ingenua naturalidad con la que diariamente cumple su ritual, sin pensar que más allá hay un porvenir lleno de sonrisas.

Las mismas que ahora tenemos al ver como el Vizconde Pepe ya no es el Tótem de Esparto que tanto nos humilló, pues un viento democrático se lo ha llevado
Banner
Banner
Vie Sab Dom
comarcal.net. guía intercomarcal d’actualitat i comunicació. L Alcoia · El Comtat · La Vall d´Albaida · La Foia de Castalla
Copyright © 2008 comarcal.net. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
web design nandroid