Banner
Banner
Banner
Banner

Cómprame un cuadro, tío!  

LA GRAN BATALLA

Los ejércitos se van a enfrentar. Está en peligro la naturalidad, el respeto, la convivencia, el trabajo, la jubilación, entre otros motivos. Por una parte las huestes de los autárquicos, los abusadores políticos, los defraudadores, los corruptos y un montón de guerreros a su servicio. En la otra, el pueblo llano con documentos y leyes sobre sus derechos, adquiridos a través de muchos años de esfuerzo por recuperar su dignidad democrática.

Los embajadores de ambos bandos se intercambian palabras de empuje bravío y razones encontradas. La indignación sube de tono. No hay manera de entenderse. Los Tarascos esgrimen números en ruina e intentan justificarlos  echándole la culpa al pueblo que, a las puertas de su castillo, ha movilizado a los ancianos jubilados, empobrecidos y sin una perspectiva digna. 

“Devolvednos la caja de las pensiones saqueadas, el patrimonio dilapidado y todo el resto de injustificables acciones que van en contra de la conciencia”.
Los Generales Trasgos, maldicen, ningunean, sonríen con cinismo y ordenan a sus guerreros blindar su derecho al pillaje, pues para eso han sido elegidos por unas personas, ahora estupefactas ante su evidente equivocación.
Los pelos blancos de los viejos espolvorean talco. Sus manos no se levantan como en los parvularios estudiantiles, ahora las tienen rayadas por las líneas que el sudor del trabajo ha dejado, pero todavía con la suficiente fuerza como para aplaudir sobre la cara de los corruptos, los injustos, mentirosos y responsables del desajuste social que nos ha hundido en una miserable situación, impensable no hace muchos años. 

Dentro del castillo de madera ocupado, los Rumias se preparan para la defensa y ponen en guardia a sus guerreros de duro poliéster con los escudos de cemento. Rodeando el castillo hay un foso con tiburones bancarios, y pirañas ávidas de poder, En el cielo, los quebrantahuesos esperan su oportunidad.
Fuera, clama el pueblo que pasa hambre, frío, ha visto morir a enfermos sin medicinas ni condiciones, enormes colas paradas, impresentable índice de pobreza, escuelas en ruina y tantos disparates que el resurgimiento de su indignación ya supera el estruendo de una Mascletá.   

Si esto fuera la escueta opinión de una persona con la mirada puesta en el Arte, podría tomarse como una postura social de cartón piedra, sin embargo no es así; prensa, televisión, bares, medios de comunicación, tecnologías interactivas, en casi toda su totalidad señalan con pelos y señales cuál es el verdadero enemigo.
El sábado 17–3–2018, empezará el asedio al castillo de los Mumos.
Banner
Banner
Vie Sab Dom
comarcal.net. guía intercomarcal d’actualitat i comunicació. L Alcoia · El Comtat · La Vall d´Albaida · La Foia de Castalla
Copyright © 2008 comarcal.net. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
web design nandroid